De las sensaciones que tenga tu cliente durante el tiempo que esté en tu peluquería van a depender, en gran medida, que desee repetir la experiencia o no. Si estas pensando en montar una peluquería debes ser consciente de que las sensaciones que experimenten los clientes van a estar provocadas, principalmente, por la calidad del trabajo que desempeñes, por como trates a su pelo y a él. Sin embargo, también va a ser decisivo otro factor: la comodidad de tu cliente, que viene dada no solo por el trato, sino también por el diseño de tu establecimiento.

Por eso te traemos este artículo, porque desde ND Mobiliario de Peluquería queremos ayudarte en este ambicioso objetivo, con algunas ideas y consejos clave para que tus clientes se sientan siempre cómodos.

¿Cómo elijo el mobiliario perfecto para mis clientes?

En una peluquería, el cliente puede pasar desde 20 minutos a varias horas, en función de los servicios que necesite, por lo que debes preocuparte por convertir el tiempo que el cliente pasa en tu peluquería en una experiencia agradable y sensorial.

El lugar debe emanar confort, diseño y buen gusto en cada uno de los elementos que componen la decoración. Sin embargo, para elegir el mobiliario perfecto, antes necesitas establecer la estética o estilo que quieres que refleje tu peluquería.

Elige un estilo para tu peluquería

Dedicar un tiempo a investigar y planificar es algo esencial a la hora de montar una peluquería, ya que existen muchas formas y estilos distintos para decorar un local. Plantéate cosas como qué quieres transmitir como empresa, qué exigencias te plantea el espacio, cuáles son tus gustos, etc. Una vez identificados estos temas, tienes que pensar que la decoración del local debe cumplir 4 requisitos: que sea funcional, cómoda, bonita y fácil de limpiar. A partir de aquí, ya puedes empezar a pensar en estilos para decorar tu peluquería. Aquí te traemos unos ejemplos:

Estilo moderno

Con “moderno” nos referimos al estilo de la Bauhaus del siglo XX. Es sinónimo de minimalismo, simplicidad y diseño, de la ingeniería aplicada a los muebles. Se caracteriza por líneas simples y limpias, y por la ausencia de ornamentación, por la transparencia. La clave es la funcionalidad, todo lo que no sea útil o cumpla una función queda fuera. Con este estilo se da relevancia a materiales como el vidrio, el metal pulido, la madera, el cuero y el plástico.

Los muebles con líneas rectas y diseños geométricos juegan un papel esencial en el estilo moderno, y si le sumas el tapizado estilo Chester o Capitoné a los sillones tendrás un diseño perfecto. En cuanto a los colores, decántate por los neutros y sólidos, el negro, el blanco, el gris o el marrón son excelentes opciones.

Estilo ecléctico o vintage

Es el estilo en el que se combinan objetos de diferentes estilos y épocas. Objetos clásicos mezclados con muebles modernos, texturas diferentes y materiales de todo tipo, como madera, cristal y metales. En este tipo de ornamentación no existen las normas, lo que la convierte en una posibilidad de hacer todo mucho más personal. Es un estilo realmente versátil que da mucho juego.

Si no sabes por dónde empezar, te recomendamos que elijas una paleta de colores claros para la pintura del local, esto te dará un lienzo en blanco en el que trabajar. Sin embargo, los colores oscuros, es estilo le aportan un toque extra. Con este estilo puedes sentirte libre de crear.

Estilo industrial

Hierro, madera, cemento, hormigón, materiales al desnudo, espacios vacíos, etc. Todos estos elementos constituyen el estilo industrial, con un carácter bohemio y artístico innegable. Es ideal para montar una peluquería con un local muy grande, ya que te ayuda a aprovechar los espacios amplios y diáfanos.

La clave del estilo industrial es no enmascarar ni cubrir los materiales de construcción, las paredes de ladrillo caravista, los tubos de ventilación y cañerías en el techo a la vista, vigas de hierro… todos ellos son elementos muy recurrentes. Para los muebles, hierro, cuero y madera sin tratar, y colores fríos, neutros y sólidos, huyendo de los estampados. Es un estilo muy elegante.

Estilo teatral

Este estilo le va a dar a tu peluquería un aire divertido y desenfadado, donde harás sentir a tus clientes como verdaderos actores. Se combinan grandes cortinajes con espectaculares espejos con bombillas que simulan un camerino. Suele ser un estilo minimalista donde lo que se intenta hacer destacar por encima de todo, la imagen del propio cliente.

Recursos que no pueden faltar al montar una peluquería

Independientemente del estilo que escojas, en una peluquería no deben faltar ciertos recursos que proporcionen funcionalidad y eficacia. Todo debe estar dispuesto para el desempeño del trabajo y, sobre todo, para la comodidad del cliente. Entonces, ¿qué debes tener en cuenta?

Lo primordial son los asientos. Debes disponer de sillas o butacas especiales, con un respaldo no demasiado alto para poder trabajar en la cabeza del cliente. La altura debe ser regulable para adaptarse a la altura del peluquero y facilitar el trabajo. Generalmente, recomendamos que sean de cuero o polipiel, para que sea más fácil de limpiar. Pero lo esencial es que sea cómodo, tanto para el peluquero como para el cliente.

Por supuesto, en frente de cada una de las sillas, debe haber un espejo, preferiblemente, de gran tamaño, para que el cliente pueda verse durante el proceso del corte de pelo. Si estos espejos cuentan con luz va a ser más cómodo trabajar, sin embargo, esto va a depender del estilo de decoración que elijas.

Algo en lo que mucha gente no cae a la hora de montar una peluquería es en la sala de espera. Es decir, muchas veces llegamos pronto a nuestra cita o, simplemente, el peluquero no ha acabado con el cliente anterior y tenemos que esperar unos minutos. Por eso, necesitamos disponer de una zona de espera para los clientes, con asientos cómodos, y algo que los entretenga, como revistas.

Por último, la iluminación. Para realizar un trabajo perfecto y de alta precisión como el que se lleva a cabo en una peluquería, necesitas una buena iluminación. Entonces, lo ideal es emplear una luz potente y general en el techo de toda la peluquería, y una luz más enfocada al cliente, por ejemplo, en los espejos. Además, ya a nivel estilístico, puedes añadir algún foco con luz de color para acentuar zonas del local.

Ahora ya tienes las claves para diseñar y decorar una peluquería. Sin duda alguna es una tarea muy importante que se debe hacer con cuidado, pasión y esmero, para trasmitir el amor por la peluquería a tus clientes.

En ND Mobiliario somos fabricantes de muebles para peluquerías y salones de estética. En nuestro catálogo podrás elegir el estilo que mejor encaje en tu negocio, optando a diferentes tapicerías y acabado. Contamos con una gran selección de sillones, taburetes, mostradores, espejos, lavacabezas, etc.

Dejar un comentario